lunes, 17 de marzo de 2014

Tarta fondant

Después de las obras de arte que he visto de las tartas fondant, no quería pasar sin probar y me he animado. Es la primera que hago, espero que os guste, y la verdad que son muy elaboradas pero merecen la pena hacerlas, a parte de que están muy buenas te pasas un rato super entretenido decorándolas. 

Ingredientes para el bizcocho.


4 huevos XL
200gr de azúcar
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr. de harina
1/2 sobre de levadura química
Esencia de vainilla


Batimos la mantequilla con las varillas y cuando está cremosa, añadimos el azúcar y mezclamos bien.

Añadimos los huevos uno a uno, batiendo. Puede parecer que empieza a cortarse hay que batirlo rápido para que se mezcle todo bien. Cuando esté añadimos la esencia de vainilla.

 Añadimos la harina con la levadura, tamizada, con una espátula y movimientos envolventes. Lo colocamos en un molde de 18cm untado con mantequilla, y al que habremos colocado por los bordes una tira de papel de horno, sobresaliendo unos dos dedos. También poner un círculo de papel en la base sino quedará muy dorado el fondo y los bordes menos y  así facilitamos que el bizcocho suba más y mejor.

Lo metemos  al horno unos 60 minutos a 180º. (Depende del horno, como siempre, así que vigilad pinchando con un palito a partir de los 45 minutos por si acaso, en mi horno lo suelo tener más, y no abráis el horno antes de los 30 minutos)

Es un pequeño truco que pongamos un recipiente con agua en el fondo del horno y así sube todo el bizcocho por igual sin salirle panza.

Cuando saquemos el bizcocho del horno esperamos unos minutos para no quemarnos y cuando esté aún caliente lo envolvemos en papel film y lo dejamos con la panza para abajo en un plato hasta que se enfríe. Este bizcocho así envuelto aguanta unos días en la nevera. También se puede congelar, a la hora de utilizarlo debemos dejarlo descongelar de un día para otro a temperatura ambiente.

Vamos preparando el relleno.

Ingredientes para el relleno (ganache de chocolate)

300 gr. de nata líquida para montar con 35% de m.g.
300 gr. de chocolate negro.


Calentamos la nata hasta que llegue al punto de ebullición y comenzamos a añadirle el chocolate cortado en trozos, removemos hasta que esté todo bien homogéneo, no deben de quedar grumos. Dejamos enfriar unas horas. Debe de tener una textura como la nocilla para poner rellenar la tarta con el y poder ponerle una capa por fuera para que luego se pegue el fondant.










MONTAJE DE LA TARTA.

Primero tenemos que cortar el bizcocho. Con este tamaño he sacado tres capas. Tiene que quedar bien cortadas por que sino a la hora de rellenar si queda desnivelado pueden quedar torcida la tarta.

Remojamos cada capa con un pincel con un poco de almíbar, yo he hecho un almíbar básico con agua y azúcar, dependiendo de que sea el bizcocho lo puedes aromatizar con ralladura de naranja, limón, etc.…

Ponemos el relleno (ganache de chocolate) en una manga pastelera y comenzamos a rellenar haciendo unos círculos concéntricos, para que quede la misma cantidad por todos los lados.

Cubrimos con otra capa remojada en almíbar y repetimos. Por último ponemos la capa superior y cubrimos con el resto del relleno que nos quede para que el fondant se pegue al exterior.

Ahora toca la decoración. Para la capa de la base he utilizado fondant blanco. Hay que estirarlo hasta la medida de la tarta que son las dos alturas más el ancho de la tarta. No debe que dar muy fino por que se cuartean los bordes.

Retira el exceso con un cortante de pizzas o con un cuchillo dejando lo más fino que puedas. A partir de este paso es la imaginación de cada uno para continuar con la decoración.