miércoles, 28 de mayo de 2014

Cupcakes panda

Ingredientes (12 cupcakes)

115gr. de mantequilla sin sal (en punto de pomada)
200 gr. de azúcar
3 huevos M
120 ml. de leche
Esencia de vainilla
200 gr. de harina tamizada
1 cucharadita de levadura en polvo


Para el frosting de chocolate:

100 gr. de chocolate negro
250 fr. De  mantequilla
200 gr. de azúcar glasé
1 cda. De extracto de vainilla.

Preparación:

Sacamos la mantequilla al menos una hora antes de la nevera a no ser que la temperatura que haya en casa sea muy alta. La mantequilla tiene que estar blanda al tacto pero no derretida.

Precalienta el horno a 180ºC.

Con unas varillas mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que esté todo bien mezclado.

Añadimos los huevos de uno en uno. Antes échalos en un bol por si acaso alguno pudiese estar malo no estropear la mezcla. Procura no dejar de batir mientras añades los huevos, es posible que se intenten cortar, por lo que puedes añadir una cuchara de harina mientras los bates.

Cuando tengas todos los huevos integrados en la masa añade la cucharadita de esencia de vainilla o similar y la leche, sigue mezclando a velocidad baja.

Por último, añade la harina tamizada con la levadura.

Con una bola de helado rellena las cápsulas de cupcakes hasta 2/3 y hornea durante 15 minutos a 180ºC. Pasado este tiempo comprueba pinchando con un palillo que estén, pero no recomiendo que excedas este tiempo, porque si no quedarán muy secos y el resultado tiene que ser esponjoso.

Sácalos del horno y déjalos enfriar.


Para preparar el frosting:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glasé cuando todo esté bien integrado añadimos el chocolate negro y el extracto de vainilla, hay que seguir batiendo sin parar hasta que el color sea uniforme y el chocolate se haya integrado bien. En caso de que quede un poco líquido seguimos batiendo esto hará que engorde más.

Pon la mezcla en una manga pastelera y decora la parte superior de los cupcakes.


Decoración osito panda.

Fondant de color blanco y negro.
Cortadores redondos de varios tamaños.


Estira el fondant con un rodillo hasta que quede finito como de 2 mm con un cortador crea un círculo grande para la cabeza, dos pequeños negros para las orejas y más pequeños para los ojos.
Cuando tengas todas las partes pégalas entre sí con un pegamento especial para fondant, o con un pincel humedecido en agua, pero solo húmedo, sino el fondant se estropea, moja solo las partes sobre las que quieras unir una capa de fondant con otra.
Deja que se endurezca una hora antes de colocarlo sobre el frosting.

Puedes hacerle algunos detalles con un rotulador negro de tinta comestible.



3 comentarios:

noe dijo...

Que monos estos cuppanda jeje bonitos y sin duda para chuparse los dedos,besos

Alcachofina Hortoventas dijo...

Desde ahora sigo tu blog y te visitare cada vez que pueda.

Susana dijo...

Hola muchas gracias chicas, me alegro de que os gusten, son una verdadera delicatessen, a mi me vuelven loca y encima son muy sencillos.