domingo, 25 de marzo de 2012

Gulas con sorpresa

Ingredientes:

1 yema de huevo por comensal
1 paquete de gulas
Ajo
Guindilla
Sal
Aceite



Preparación:


Ponemos una yema en crudo en un recipiente individual que sea del estilo de un vasito.

Preparamos las gulas sofreímos un poco de ajo y una guindilla. Salteamos las gulas hasta que estén bien calientes y las ponemos sobre la yema de huevo, con este sistema la yema va a coger temperatura y al probar la yema se romperá y  resultarán unas gulas con la cremosidad de la yema y el picante de la guindilla.

Opción 2.

Si quieres la cremosidad de la yema de huevo y algo crujiente, pasa las gulas por harina cuando estén bien enharinadas retira el exceso, pásalas por un colador. Fríelas en aceite bien caliente durante 5 o diez segundos, sácalas bien escurridas de aceite y ponlas sobre la yema igual que en el caso anterior.


NOTA:

Es una receta de aperitivo que está genial para cuando has utilizado las claras de los huevos para otra receta y quieres aprovechar las yemas. Ten la precaución de dejar las yemas en recipientes individuales cada vez que separes la clara, así no se romperán.



2 comentarios:

Cris dijo...

Dos platos por el precio de uno????? Me gustan las ideas...además son otro forma de comer las gulas. Un besote.

Susana dijo...

La verdad que es un plato de reciclaje, por que cuando hago el mantecado helado para hacer el merengue me sobran un montón de yemas y el tocinillo está bueno pero empacha mucho, así que una solución!!!