domingo, 13 de noviembre de 2011

Macarrones con carne gratinados

Ingredientes (4 personas)

400 gr. de pasta tipo macarrón
300 gr. de carne picada (mezcla ternera y cerdo)
½ cebolla
2 dientes de ajo
1 chorrito de vino blanco
2 cucharadas de tomate triturado
6 pimientos del piquillo
200 gr. Queso para gratinar
Sal
Pimienta

Para la bechamel:

2 cucharadas de harina
1 cucharadita de café de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva
Pizca de sal
Leche


Preparación:

Lo primero que haremos es preparar la carne, en una sartén doramos el ajo picadito, pochamos un poco la cebolla, añadimos la carne picada y removemos, cuando se haya separado bien la carne y esté un poco cocinada, añadimos el chorrito de vino blanco y las cucharadas de tomate triturado (también vale un poco de tomate frito) removemos todo junto y dejamos que se guise a fuego lento tapado.

Picamos los pimientos en trocitos pequeños y los añadimos (los pimientos son opcionales pero dan un sabor muy bueno).

Ahora que tenemos la carne ponemos a cocer la pasta, mirar el envoltorio el tiempo que necesita de cocción, mientras iremos preparando la bechamel.

En una cacerola, añadimos la nuez de mantequilla y el aceite de oliva y dejamos que se derrita, cuando esté derretido añadimos las cucharadas de harina, y removemos con una varilla, bajamos el fuego y removemos un minuto, comenzamos a añadir leche poco a poco y una pizca de sal.

Recomiendo tener la leche un poco templada. Ir añadiendo leche poco a poco según se vaya quedando espesa la bechamel. Para este plato vamos a necesitar una bechamel ligerita, así que hay que ir añadiendo leche hasta que esté un poco líquida, como una crema.

Ahora que lo tenemos todo listo ponemos el gratinador del horno al máximo.

Escurrimos la pasta.
Mezclamos la carne con la pasta y removemos.
En una bandeja de horno o en cazuelitas individuales vamos poniendo unos pocos de macarrones, un poco de bechamel y un poco de queso, volvemos a poner macarrones, bechamel y queso.
Metemos en el horno a gratinar el tiempo depende de cómo le guste a cada uno el queso de derretido.


NOTA:

A  la hora de servir, puedes elegir la forma de presentación. Puedes presentar una fuente con todas las raciones o puedes ponerlo de forma individual.

Yo recomiendo que lo hagas de forma individual, sobre todo para que los comensales puedan añadir queso al gusto en su ración.

Esta receta puedes hacerla con o sin bechamel, pero al hacerla con bechamel tiene un gusto especial y la pasta está muy cremosa.