domingo, 20 de enero de 2013

Bocartes guisados


Ingredientes: (4 personas)

500 gr. de bocartes (anchoas)
2 dientes de ajo
1 cebolla grande
1 guindilla o 1 cucharadita de pimentón picante (opcional)
3 cucharadas de aceite
Un chorrito de vino blanco
3 tomates maduros para salsa o 1 bote de tomate triturado natural
Sal



Preparación:


Los bocartes, conocidos en otros lugares de la geografía española como boquerones, anchoas u hombrinos, los podemos comprar ya en la pescadería limpios, sin cabeza ni tripa y lo único que tenemos que hacer en casa es acabar de abrirlos en forma de libro.

De todas maneras si en la pescadería hay prisa y no los pueden dar limpios en casa tranquilamente los podemos abrir, primero quitándoles la cabeza y luego sacando las tripa en dirección  a la cola para vaciarlos, después solo hay que pasarlos bajo el grifo del agua fría para que queden limpios sin restos y los reservaremos en un plato.

Picamos los dientes de ajo en láminas o muy picaditos, eso ya al gusto de cada uno.

Picamos la cebolla, cuando más menudita mejor así no se notará en la salsa.

En una cazuela ponemos tres cucharadas de aceite de oliva, añadimos el ajo y esperamos que se dore, añadimos la cebolla y la guindilla (opcional) y dejamos que la cebolla se quede transparente. Añadimos una pizca de sal.

Cuando esté transparente añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos que el líquido se consuma.

Ahora podemos añadir el tomate, hay dos opciones, la primera es rallar los tomates maduros y añadirlos a la cebolla, y añadir otra pizca más de sal.
La segunda opción es utilizar unos botes de tomate que vienen ya triturados y la verdad que para determinadas recetas o para emergencias están genial.

Dejamos que la salsa se cocine con todo unos diez minutos a fuego suave. Si se quiere se puede pasar por la batidora, para no encontrar trozos de cebolla.

Coloca los bocartes sobre la salsa y deja que se cocinen unos minutos, estarán listos cuando cambien de color y se pongan blancos. Es cuestión de minutos, también puedes taparlos.




NOTAS:

Procura no remover con una cuchara ni cualquier otro utensilio los bocartes una vez que estén en la salsa por que son super delicados y lo único que conseguirás es que se rompan.

Al colocarlos en la salsa es mejor colocarlos con la piel hacia abajo, así sabrás en que punto están listos, que suele ser cuando la carne se pone blanca.

Este plato es muy socorrido y muy rápido, y puedes tener la salsa lista y poner los bocartes diez minutos antes de que vengan los comensales para que no se pasen.

Puedes servirlos en una cazuela de barro, si tienes vitrocerámica, yo recomiendo que calientes unos minutos la cazuela en el horno y saques los bocartes a la cazuela en el último momento. No olvides poner un salvamanteles bajo las cazuelas para no dañar la mesa.


2 comentarios:

doris dijo...

Muy sano y el pescado me encanta, me quedo con tu propuesta y te sigo con mucho gusto.Besos

Susana dijo...

Hola Doris! A mi me encantan los bocartes y la verdad que esta es una forma de cocinarlos muy práctica por que puedes tenerlos recién hechos en un momento, y siempre se agradecen los platos rápidos. Un saludo!!