lunes, 2 de julio de 2012

Tarta de manzana y crema


Ingredientes:

350 gr. de masa quebrada dulce (ya preparada)
Harina para extender

Crema pastelera:

5 yemas de huevo
100 gr. de azúcar extrafino
2 cucharadas de harina blanca (maicena)
350 ml. de leche. 1 vaso y ½
1 vaina de vainilla ó vainilla en polvo azucarada.

Para decorar 2 manzanas Golden
Mermelada de albaricoque.



Preparación:


Precalienta el horno a 180ºC.

Lo primero que tenemos que hacer es extender la masa quebrada sobre un poco de harina y estirarla con el rodillo. Pon la sobre un molde y pínchala con un tenedor para que no suba en el horno. Después taparla con un poco de papel de horno y poner sobre ella unos garbanzos para que no suba en el horno.

Hornéala durante 15 minutos, pasado este tiempo quítale el papel y los garbanzos y hornéala 10 minutos más hasta que esté un poco dorada y crujiente.

Calienta la leche con la vainilla hasta que comience a hervir, déjala un par de minutos,   luego retírala del fuego y déjala que temple un poco.

Prepara la crema pastelera mientras se hace la masa, bate las yemas con el azúcar en un cuenco hasta que quede una mezcla de color dorado, espesa y cremosa, incorpora la harina. Cuando la leche esté templada añádela a la mezcla anterior sin dejar de batir, hasta que esté todo bien mezclado. Vuelve a poner toda esta mezcla al fuego y sin dejar de remover hasta que empiece  a espesar muy importante que sea a fuego medio suave porque sino se pegará toda.

Pon la crema sobre la base de la masa quebrada.

Prepara las manzanas cortándolas en gajos finitos y distribuyéndolas tapando toda la crema. Hornea 10 minutos hasta que la manzana esté doradita.

Pasa la mermelada por un colador (si tiene trocitos) y pinta con ello la manzana para que brille.

NOTA:

Para esta receta no he querido complicarla más haciendo la masa quebrada y la he hecho con ella preparada.  Estas masas pueden ser refrigeradas o congeladas. Si utilizas la masa congelada sigue bien las instrucciones de descongelación por que si intentas utilizarla antes de que se haya descongelado del todo se romperá y si esperas demasiado se pegará y será imposible que la puedas estirar.

Para muchas masas de este tipo hay que ponerles un peso encima para que no suban si las hay que hornear solas. Recomiendo que tengamos un bote para las legumbres siempre con unos pocos de garbanzos que solo utilizaremos para esta tarea. Indícalo en el bote que son exclusivos para hornear.

Para las personas que tengan intolerancia a la lactosa pueden sustituir la leche por leche de soja o leche especial sin lactosa, sirven perfectamente para hacer la crema pastelera.